Viernes 28
Noviembre 2014
08.23
Archivo
Visitantes online
8753
Totales
1100879341
Pronóstico
Capital Federal
24°
Diario de Argentina
Buenos Aires
Rio Negro
0destacadas
 
Actualidad
 


04/04
2010
Mascotas: A medida que pasan los años. Por Gabriel Vado

     

Cuidados y exigencias que plantean los canes una vez superada su edad adulta. Alimentación. Los males que aquejan a machos y hembras.


E1 paso de los años y las huellas que deja ese paso sobre los organismos vivos, van modelando lo que será el inevitable estado de vejez. En los seres humanos las etapas de la vida —niñez, adolescencia, madurez y vejez— ocupan períodos más o menos largos, diluyéndose en el tiempo y perdiéndose en el recuerdo los límites que separan cada una de esas etapas.

Sigue



En los perros, en cambio, los períodos son más breves y en conjunto toda la vida de ellos representa no más de la quinta parte la del ser humano. Esto hace que, relativamente en poco tiempo, si las comparamos con el hombre, se cumplan todas las etapas de la vida. Así, la expectativa de vida de un perro es de 12 a 15 años, reduciéndose a medida que la talla del animal aumenta, y siendo de mayor longevidad los animales de menor tamaño.

El primer período de vida, lo que equivaldría a la infancia humana, tiene un duración en los caminos de, aproximadamente, un año y medio. Los perros desde que nacen tardan de 7 meses a un año hasta lograr su tamaño adulto, y este lapso depende de la raza, el tamaño, etcétera, resultando más prolongado en los animales de mayor tamaño. Una vez alcanzada la talla de adulto, su comportamiento sigue siendo bullicioso y poco controlable, actitud característica de los adolescentes, hasta que al año y medio se produce un cambio en la conducta, en algunos casos más evidente que en otros, lo que se manifiesta en un carácter más asentado y tranquilo, llegando así a la madurez psíquica.

A partir de esta etapa y hasta los 8 o 9 años, los caninos se consideran adultos con todas sus aptitudes funcionando a pleno. Durante este tiempo, atendiendo sus exigencias mínimas, como la vacunación anual, el ejercicio diario y una dieta balanceada, y descontando las muestras de afecto que mucho necesitan y tanto agradecen, pocos o ninguno serán los problemas que puedan aparecer.



Desde los 8 o 9 años en adelante se produce la progresiva declinación del organismo, dando lugar a la vejez propiamente dicha. En este período es importante que el dueño del animal tome conciencia de que ya empieza a dejar e ser el perro ágil de antes y menos el intrépido cachorro de los primeros meses.

Hay que tener en cuenta que un perro, más allá de sus posibilidades físicas, tratará de complacer a su amo, a lo que hay que sumar el hecho de que desconoce cuándo debe acotar una actividad por resultarle perjudicial. Es por esto que todo amo de un canino que transite por esta etapa deberá empezar a dosificar la cantidad e intensidad de los ejercicios que realice su mascota.

UN ANCIANO EN CASA

Cuesta creer que, en sólo diez años desde que era un cachorro, nuestro amigo se ha convertido en un simpático geronte. Quizás esto se deba a que su apariencia externa lo muestra sin cambios significativos o porque su ánimo se manifiesta siempre activo y predispuesto para los juegos o paseos habituales. La realidad es otra, por lo que hay que tomar conciencia de ésta para prolongar este último período con la mejor calidad de vida posible.

Desde el punto de vista sanitario comienzan a tomar mayor importancia los controles antiparasitarios y las desparasitaciones semestrales, ya que los efectos nocivos de los parásitos se agudizan al igual que durante el período de crecímiento. Por lo mismo, se impone una rigurosa revacunación anual ya que en esta etapa aumenta el riesgo de una baja de defensas con el consiguiente incremento de la probabilidad de contagio de las enfermedades infecciosas.

Desde el punto de vista de la actividad es importante que el animal reduzca paulatinamente los ejercicios que comúnmente venía practicando, aunque nunca hasta el punto del erradicarlos por completo, ya que también es perjudicial. Una o dos vueltas a la manzana diarias en un perro de 13 o 14 años es una práctica suficiente y necesaria. Se debe tener en cuenta que esto es sólo un dato orientador ya que cada caso debe evaluarse en particular.

La alimentación en la vejez reviste gran importancia, pues si es incorrecta esfuerza al organismo a compensarlo generando un mayor trabajo y un desgaste que se puede evitar tomando en cuenta consideraciones mínimas.

La reducción en el aporte de carnes rojas o blancas y el reemplazo de éstas por fuentes de proteínas de mayor digestibilidad y valor biológico reducen el trabajo diario del riñón y el hígado, contribuyendo al cuidado de estos órganos y brindando un buen nivel nutricional. Los alimentos que contienen los nutrientes más recomendables para sustituir a las carnes son los huevos y los lácteos, los que debieran constituir en el curso de la alimentación semanal del 60 al 70 por ciento del aporte proteico de la dieta. Existen en el mercado, de venta exclusiva en veterinarias, alimentos balanceados específicos para las patologías más comunes vistas en esta etapa de la vida de los perros. Así encontramos balanceados para cardiópatas, nefrópatas, etcétera. Producen muy buenos resultados, siempre y cuando exista previamente una indicación específica del médico veterinario.



Con respecto al resto de los componentes que deben integrar una dieta casera balanceada, recomendamos remitirse al N° 228 de Weekend, donde el tema fue extensamente desarrollado. Es importante también realizar un aporte vitamínico periódico para compensar los déficit naturales que son de aparición frecuente durante la vejez.

MALES COMUNES


Existe una serie de signos que pueden aparecer en nuestras mascotas de edad avanzada que conviene detectar con anticipación, para prevenir o tomar a tiempo algunas de las enfermedades más frecuentes. Alteraciones en el acto de orinar, ya sea por exceso, disminución o dificultad para realizarlo, pueden hablar en el macho de problemas prostáticos, renales o de vejiga. En la hembra, el exceso de micción acompañada de abundante sed pueden deberse a trastornos uterinos o diabéticos, si se trata de hembras castradas por tener éstas mayor predisposición. De ser así, será necesario consultar con su médico veterinario para que proceda según su buen criterio. Es común escuchar, en la consulta a un profesional, la atribución de la aparición de tumores mamarios al hecho de nunca haber tenido cría; sin embargo, no existe en la actualidad estudio serio que avale esta teoría. Sí se puede afirmar con alto grado de rigor científico que la castración realizada antes de los dos años de edad —tercer celo aproximadamente— disminuye considerablemente la incidencia de adenocarcinomas mamarios.

Fuente: Weekend

BWN Patagonia

tag this    fresqui

BWN Patagonia

     Compartir

Actualidad








 

 


Fanaticas por la Patagonia


Patagonia bajo ataque

    Llego la hora de la verdad

    BolsonWeb.com

    Turismo
    El Bolson Patagonia

    Como llegar a El Bolson

    Foro de El Bolson

    Cultura
    Hospedaje en El Bolson Hospedaje en El Bolson
    Cabañas, hostels, campings, hoteles etc.
    Paseos y excursiones en El Bolson Paseos y excursiones de la zona
    El Bolson, Lago Puelo, El Hoyo, Maiten etc.
    Fotos de El Bolson Fotos de El Bolson y la region
    Fotografias de El Bolson en cada estacion
    Servicios Turismo Aventura | Guia Comercial | Servicios | El Clima | Fiestas Regionales | Noche y eventos | Refugios | Feria | Actividades | Salud | Inmobiliarias y Construccion | Organismos | Educacion | Leyendas de la zona

    Diosas Argentinas en BWN

     

    Turismo

      Graficas BWN Patagonia

       

       





      Turismo aventura en El Bolson:
      Paseos y excursiones.
      Actividades, refugios de montaña..
      Leer mas