Lunes 28
Julio 2014
19.31
Archivo
Visitantes online
9285
Totales
196385318
Pronóstico
Capital Federal
24°
Diario de Argentina
Buenos Aires
Rio Negro
0destacadas
 
Nacionales
 


13/05
2009
Fuerte aumento de la deserción escolar en la Argentina

(CNA) En pleno siglo XXI, la Argentina ve como sus índices de deserción escolar y exclusión del sistema educativo aumentan a números alarmantes. Las causas que llevan a este nivel de expulsión en el régimen educativo y por qué la Argentina necesita de la educación para poder pensar un futuro diferente y cargado de optimismo.

Sigue



A pesar del pujante crecimiento económico que vivió nuestro país desde la devaluación en el 2002 hasta el año 2008, el sistema educativo ha ido en franca caída, con una cada vez mayor deserción escolar y una exclusión que supera los índices que habían sido un orgullo de nuestro país por su alta cobertura social.

En los últimos años, hemos acudido a un brutal descenso de la calidad educativa en la Argentina, por lo que se hace necesario que desde el Estado se planteen políticas acordes a lo que necesita la ecuación hoy en día, y la escuela vuelva a tener el papel preponderante que se merece en cualquier sociedad que se dicte civilizada. Se deben brindar las armas para que se pueda aprender con igualdad de oportunidades, y eso sólo se hace con decisión política y encarando políticas activas que tiendan ala inclusión y que permita el acceso y permanencia de los estudiantes.

La inequidad, la falta de igualdad de oportunidades, el alto desempleo, la pobreza, la marginación, la desigualdad, la desnutrición infantil, son algunas de las causas que han llevado a que la situación de la educación en la Argentina esté pasando por un estado terminal y se precisen política de Estado rápidas y precisas que sirvan para la solución de un problema que se ha ido agravando con el correr de los años y sin vistas de arreglo en el corto plazo.

Panorama educativo en nuestro país

La Argentina instruida, con un alto nivel de educación y de ciudadanos con educación universitaria parece haber quedado de lado, dando paso a la Argentina de la descompresión social y la inequidad educativa. Las políticas neoliberales implementadas en nuestro país a partir del golpe de Estado de 1976 y continuada por los gobiernos democráticos, principalmente durante la década de los ’90, planteó la desigualdad social como un método de vida, con ricos que cada vez tienen más y con pobres que cada vez tienen menos.

Un estudio efectuado por el Observatorio de la Deuda Social, de la Universidad Católica Argentina (UCA), da cuenta de esta realidad alarmante de la deserción y la marginación escolar, donde la mitad de los niños argentinos de 2 a 4 años que viven en las principales ciudades del país se encuentra fuera de los procesos de escolarización, situación que en el 25 % de las familias más pobres del país afecta a siete de cada diez chicos.

La situación de desigualdad social que vive la Argentina hoy en día, queda marcada en que es el 25% más rico de la sociedad el que tiene las mayores posibilidades de acceder a la educación, en contraste con el 25% más pobre, a los que les cuesta más tener acceso a los métodos educativos y al proceso tradicional de escolarización.

El organismo dependiente de la UCA señala que en la franja educativa donde hay menos deserción por parte de los alumnos es en la sala de 5 años y en todo el ciclo primario, donde la exclusión escolar tiene un muy bajo porcentaje, llegando el nivel de escolarización llega al 97,6 % en el preescolar y en el EGB 1 y 2 la asistencia también es casi perfecta, trepando al 99,3 %.

Donde empiezan a verse las diferencias sociales, la falta de oportunidades y las desigualdades, es en el ámbito secundario, donde la adolescencia entra a full y en los años de enseñanza más complejos para el individuo, la educación argentina comienza a fallar y la deserción y los problemas educativos salen a la luz. Para el Observatorio de la Deuda Social, el 19 % de los adolescentes en los primeros años del nivel medio y el 41 % en los últimos años no asisten a la escuela o están atrasados respecto de su edad.

En este grupo, al igual que en los niños más pequeños, el déficit educativo guarda alta correlación con el estrato socioeconómico, siendo claramente más regresivo y temprano a medida que disminuye el segmento social al que se pertenece. Así, un adolescente de entre 13 y 17 años perteneciente al 25 % más pobre del país tiene 9,5 veces más posibilidades de no asistir al colegio que otro joven del 25 % más rico.

La pobreza ha invadido a la Argentina y a toda la región, ya que sólo en Latinoamérica existe un 40% de la población que está por debajo de la línea de pobreza, y existen, según estadísticas brindadas por la ONU, existen 60 millones de niños con síntomas de desnutrición. Los más pobres son los más desprotegidos, por lo que da muestra que la democracia en la que vivimos, es hoy en día, más teórica que práctica. La misma propone igualdad de oportunidades, educación gratuita y libre acceso social a las profesiones, pero la libertad que de verdad poseemos es mucho más libertad para los que disponen de más medios que para otros. Los otros, los pobres, los que nacieron humildes y condenados al fracaso, no tuvieron acceso a un sinnúmero de oportunidades, por lo tanto es mentira que la mayoría sean incapaces, sólo tuvieron distinta suerte.

 

 

La Argentina de hoy, está marcada por las grandes diferencias que hay entre los distintos estratos sociales, que se nota claramente en la calidad educativa que reciben. Hoy en día, el 10% de los chicos escolarizados sufren serios problemas de nutrición, lo que equivale a que tengan poca capacidad de retención y de atención ante una clase, algo distinto a lo que ocurre con los chicos de clase media alta o alta, que están bien alimentados y no sufren con los problemas sociales que acarrea el tener padres sin trabajo, no poseer una vivienda digna y tantos otros inconvenientes que deben sortear la mayoría de los chicos que provienen de clases media baja y baja.

Este problema de la desnutrición también trae graves riesgos en otros sentidos de la salud, como por ejemplo el retraso de talla y sobre este punto hay una diferencia de 7 centímetros de diferencia entre la altura de un escolar de Buenos Aires y uno de Jujuy, dejando bien en claro que hay quienes poseen mayores condiciones de infraestructura que otros.

Otra de las cuestiones que demostró este estudio realizado por la UCA, es que los chicos que están en condiciones de vulnerabilidad social, en un 30% no puede escribir su nombre de manera autónoma, en correlato con el 5% de lo que sucede en la franja social con mayores recursos económicos.

En relación a la posibilidad de alcanzar los mejores recursos educativos, el informe revela que en la escuela primaria, un niño del 25 % más rico tiene 8,5 más chances de asistir a una escuela de doble jornada que un niño del 25 % más pobre. En el acceso a la enseñanza de computación, la brecha de desigualdad es de 2,6 veces y de dos veces en el acceso al conocimiento de un idioma extranjero, cifras que se mantienen prácticamente iguales al entrar al ciclo medio.

A pesar de los esfuerzos que desde el gobierno nacional se viene expresando que se vienen llevando a cabo denodados esfuerzos para zanjar estas diferencias que hacen que la Argentina sea cada vez más inequitativa, la realidad muestra que alrededor de 750.000 chicos de entre 6 y 17 años están fuera del sistemas escolar y hay casi 4.000.000 de adultos que no terminaron la escuela primaria y su nivel educativo es deficiente.

Es muy difícil poder hacer un país más igualitario en una Argentina donde hay 25 chicos que se mueren por día por causas evitables y el 33% de los desocupados en nuestro país es un joven que está entre los 16 y los 24 años. Además, en el sistema educativo, el 6,5% de los alumnos de la escuela primaria no pasa de grado; y en la secundaria, en el primer año el 11,4% de los chicos repite de año, mientras que el nivel de sobriedad es de un 35,9% en todo el país.

La calidad educativa es algo que tendría que estar relacionado con lo que puede ser un valor agregado de la educación. Nunca en términos absolutos. Una escuela que toma de entrada a los mejores chicos (ya sea por notas o por exámenes de ingreso), y donde los profesores están deseando estar en ese establecimiento, obviamente los resultados van a ser mejores. Lo que debe darle calidad a una escuela es como entran los chicos y como salen.

Los objetivos a los que el gobierno nacional debería apuntar para una excelencia educativa, son sencillos, primero, recuperar la concepción humanista de la educación y darle un mayor desarrollo; segundo,  incorporar como valor fundamental el respeto a la diversidad; y tercero, evitar profundizar la fragmentación social que se da a través de la aplicación de modelos que dicen ser inclusivos, pero que sólo responden a intereses mezquinos y ajenos al ideario popular.

Para evitar que la deserción escolar siga creciendo en la Argentina, es necesario que desde el Ejecutivo se trabaje en una verdadera capacitación docente que lleve a la práctica nuevas experiencias pedagógicas que ponga en el centro de atención todo el mundo que rodea al chico, que no es algo que esté al margen de la institución educativa, sino que también es imprescindible trabajar junto a los alumnos sobre la realidad que envuelve al chico.

El 71% de los jóvenes que cuentan entre 15 y 21 años, se encuentra en situación de riesgo educativo, lo que significa no haber adquirido la cantidad suficiente de conocimientos, actitudes, habilidades y destrezas necesarias para participar en una forma plena, crítica, creativa y autónoma de la vida social, política y económica. En otras palabras, son la inmensa cantidad de chicos y adultos que no pudieron terminar con la primaria en nuestro país, o que abandonaron a medio terminar la secundaria, con la ineludible merma en sus capacidades que esto significa.

Un país sin educación, es un país fácil de dominar y de someter, por lo que es una tarea pendiente por parte del Estado (y lo ha sido desde el regreso de la democracia allá por 1983), brindar todas las armas del conocimiento necesarias a la población, para que de esa manera el individuo se pueda desarrollar y crecer en la vida.



tag this    fresqui

CNA

     Compartir

Nacionales








 

 


Fanaticas por la Patagonia


Patagonia bajo ataque

    Llego la hora de la verdad

    BolsonWeb.com

    Turismo
    El Bolson Patagonia

    Como llegar a El Bolson

    Foro de El Bolson

    Cultura
    Hospedaje en El Bolson Hospedaje en El Bolson
    Cabañas, hostels, campings, hoteles etc.
    Paseos y excursiones en El Bolson Paseos y excursiones de la zona
    El Bolson, Lago Puelo, El Hoyo, Maiten etc.
    Fotos de El Bolson Fotos de El Bolson y la region
    Fotografias de El Bolson en cada estacion
    Servicios Turismo Aventura | Guia Comercial | Servicios | El Clima | Fiestas Regionales | Noche y eventos | Refugios | Feria | Actividades | Salud | Inmobiliarias y Construccion | Organismos | Educacion | Leyendas de la zona

    Diosas Argentinas en BWN

     

    Turismo

      Graficas BWN Patagonia

       

       





      Turismo aventura en El Bolson:
      Paseos y excursiones.
      Actividades, refugios de montaña..
      Leer mas